Pages Navigation Menu

Grupo de personas de los más variados orígenes y credos residentes en Madrid, con el fin de difundir los valores de la cultura aragonesa desde un criterio abierto y universal

Acto 1. “La Casa de Aranda y el X Conde” por José Galindo Antón

Share Button

Conferencia en los Salones del Restaurante Casa Santa Cruz (Madrid)

Ponente

D. José Galindo Antón

Presentación

D. Feliciano Llanas Vázquez
D. José Enrique Rodríguez Furriel

Intervención de Feliciano Llanas

Presidente de la Asociación Cultural Conde de Aranda

Feliciano Llanas

Buenas noches, estamos reunidos en este singular y apropiado marco de la cripta de “Casa Santa Cruz”, que antes fuera capilla, donde también tuvo su primer asiento la bolsa Madrid y en otros tiempos mas turbulentos el secreto masonismo, para celebrar el primer acto de la Asociación Cultural Conde de Aranda.Esta Asociación nace como respuesta a la cada vez más patente aspiración del mundo cultural aragonés de trascender fuera de sus tradicionales límites geográficos y limitados canales de comunicación.

Tomamos el nombre del “Conde de Aranda” en recuerdo y homenaje a D. Pedro Abarca de Bolea, quien junto con D. José Nicolás de Azara fueron los abanderados de la Ilustración española. Nuestra sensibilidad y admiración hacia el Conde de Aranda puede venir por tratarse de un aragonés que presta sus mejores servicios a España y a su Corona como Presidente del Consejo y Cámara de Castilla en Madrid, tras una apasionante biografía, que abarca largos períodos por Europa, donde por cierto cosecha los más encendidos elogios de los enciclopedistas franceses, sin dejar por ello de ejercer como cabeza del partido aragonés. No en balde los miembros de esta Asociación somos aragoneses o amigos de nuestra tierra que residimos en Madrid.

Es nuestro fin social la organización de todo tipo de actos que sirvan para difundir, exaltar y enaltecer los valores más universales de la cultura aragonesa. Valores que podemos encontrar en las personas de Marcial, Servet, Gracián, Goya y Cajal; sin olvidar a Costa, Silvio Kosti, Severino Bello, José María Llanas Aguilaniedo, Ramón Acín, Sender, los hermanos Saura, Buñuel, Julio Alejandro, Pepín Bello y tantos otros.

No tendrá cabida por tanto en nuestra Asociación la cultura cachirularia, ni el chufla chufla de un fácil y degradado folclorismo aragonesista decadente y trasnochado.

Es por tanto nuestra voluntad y firme compromiso, que en todos los actos que se convoquen impere la calidad y seriedad organizativa que merece e inequívocamente reclama el alto objetivo que nos hemos marcado. Para muestra de este compromiso, valga hoy la presencia entre nosotros de D. José Galindo Antón, quien nos va a disertar con el rigor y la amenidad que le caracteriza sobre la familia Aranda y su X Conde.

Encontrándonos en esta histórica cripta a escasos metros de la castiza plaza mayor, inmersos en pleno ambiente galdosiano, se nos hace inevitable recordar a Galdós. D. Benito en los Episodios Nacionales escribe: “el día que se desbarate España, para volver a jacerla tendrán que poner por pedernal del cimiento los corazones de Aragón”. Que razón tiene Galdós, y que bien define, con tan pocas palabras, la persistente vocación altruista e integradora que hemos demostrado los aragoneses a lo largo de la historia.

Aragón ha sido una unidad histórica de primera magnitud, que ha despertado el respeto del mundo occidental por su capacidad de crear instituciones políticas y legislativas de capital importancia, en aras de una mejor convivencia y calidad de vida de sus gentes. Aragón ha sido un adelantado en la integración de los diversos pueblos que formaban su corona, y en la búsqueda de las libertades.

Si hoy tuviéramos que hacer esta curiosa cuestación de corazones aragoneses, que nos reclamaba D. Benito, no me cabe la menor duda que en esos cimientos ocuparía lugar destacado el corazón de D. José Galindo. La interesante biografía de D. José Galindo Antón se puede definir como una vida dedicada en cuerpo y alma a su tierra aragonesa y a sus gentes: ya como médico en su dilatada y fecunda carrera profesional desarrollada en su Calatayud natal, ya como político, fundador del Partido Aragonés Regionalista, diputado y sempiterno alcalde de Calatayud, ya como historiador, faceta que tras su retiro de la primera línea de la política y de la medicina, cultiva con especial intensidad, tanto en la Academia de San Luis, como en la fundación Fernando el Católico, o desde “A Cadiera” importante Asociación Cultural Zaragozana a la que de siempre ha estado vinculado y que en la actualidad preside. Pero sobre todo como consejero y amigo de todo el que de su recto criterio y entrañable afabilidad ha necesitado. Por eso hoy queremos aprovechar su presencia entre nosotros para anunciarle que ha sido propuesto como primer socio de honor de nuestra flamante Asociación. Y aunque esta decisión le pueda pillar un poco por sorpresa, le rogamos la acepte, como humilde pero sincero homenaje de la Asociación Cultural Conde de Aranda a los muchos méritos que su persona atesora, y a ese desinteresado corazón que destila Aragón por sus cuatro costados.

Videos del Acto

 

 

Ibercaja Bodegas ENATE Gobierno de Aragón Ateneo de Madrid Comunidad de Madrid